Exposiciones

Con frecuencia, uno de los problemas de las exposiciones organizadas localmente es que, por lo general, los objetos expuestos (árboles o piedras) se limitan a los aportados por los socios o conocidos de la zona; habitualmente, eso se traduce en un menor nivel de las exposiciones, tanto en cuanto a lo expuesto, como en cuanto a la forma de preparar la exposición. Si ese planteamiento se mantiene durante varias ediciones, se termina produciendo, aunque no siempre, un estancamiento en el progreso de los aficionados. Por eso recomiendo que las exposiciones estén siempre abiertas a la participación de clubes, asociaciones o aficionados de otras zonas, brindando así una excelente oportunidad para el intercambio de experiencias.

Más de una vez he oído lamentaciones del tipo “es que somos muy pocos”, “es que estamos aislados”, “es que no sabemos lo suficiente”. Y siempre en esos casos les pregunto “¿y por qué no habéis pedido ayuda?”.

Si queréis contar con mi colaboración en la preparación de una exposición o para exponer piedras, podéis contactar conmigo y buscaremos la forma de colaborar. Un aspecto importante es que contactéis con la mayor antelación posible, no sólo para evitar problemas de agenda, sino también para hacer los preparativos necesarios.

También tenéis que tener en cuenta que, por lo general, somos contrarios a que las piedras viajen solas (ya ha habido algún accidente por este motivo), lo que es un motivo más para preparar las cosas con tiempo.